Texto De Autosuficiencia

Resumo de literatura para qué existe rrhh Preparación para clases online

La contaminación del aire atmosférico es el problema más serio ecológico de la ciudad moderna, pone el daño a la salud de los ciudadanos, los objetos materiales situados en la ciudad (los edificios, los objetos, ß««ÓҪѡ¿n, la maquinaria industrial y de transporte,, la producción industrial, las materias primas y los semiproductos) y las plantaciones de árboles.

Caracterizando la contaminación de la piscina aérea de la ciudad, ¡Ñ«íÕ«ñ¿« mencionar que es sujeto visible, llamado por las condiciones de tiempo, así como el régimen Óáí«ÔÙ de la empresa y autotransporte.

La rotación de la sustancia y la energía en las ciudades supera considerablemente tal en los lugares rurales. La densidad media del flujo natural de la energía de la Tierra – 180 Vt/m2, la parte de la energía antropogénica en ello – 1 Vt/m En las ciudades ella crece hasta 30-40 y hasta hasta 150 Vt/m2 (Manhatten).

El sistema de la recogida y la generalización de los datos que hay no tiene mientras tanto la concepción única científica, y aun por todos es apoyado. El modelo Es social-ecológico de Moscú – la tarea de las próximas investigaciones.

Las aguas residuales de la ciudad a 98,6 % se someten a la limpieza biológica, sin embargo, en los aljibes cae con todo mucha arena, la sal acidificada y el agua caliente. El déficit de agua – un de los factores de la reserva de la construcción de viviendas. De 1650 empresas industriales principales el sistema del abastecimiento de agua de rotación tienen sólo 16

Permitan se parará sólo en algunos de ellos. El crecimiento de las escalas de la actividad económica de la persona, el desarrollo rápido de la revolución científico-técnica han reforzado la influencia negativa sobre la naturaleza, han llevado a la infracción del equilibrio ecológico sobre el planeta.

El manto vegetal de las ciudades habitualmente prácticamente es presentado por completo por "las plantaciones culturales” – los parques, los jardines, los céspedes, los macizos de flores, las avenidas. La estructura antropogénico no corresponde a los tipos zonales y regionales de la vegetación natural. Por eso el desarrollo de las plantaciones de árboles de las ciudades pasa en las condiciones artificiales, es apoyado constantemente por la persona. Las plantas vivaces en las ciudades se desarrollan en condiciones de una fuerte opresión.

Por otro lado la sociedad influye sobre el ambiente natural de la habitación de la persona. La historia de la humanidad testimonia como la influencia benéfica de la actividad de las personas en el ambiente natural de la habitación, y sobre sus consecuencias perniciosas.

Esto la dirección completamente real puede bajar el consumo específico del combustible a 10-15 %, también reducir los volúmenes óÙíÓ«ß«ó a 15-20 %. Indudablemente que esta vía puede hacerse muy eficaz en el futuro próximo, ya que no exige las reconstrucciones serias ni en la industria automovilística, ni en el sistema y la explotación del automóvil. Debe sólo tomar en consideración Aquí lo que el efecto real ecológico de estas medidas es no alto, como parece a primera vista, ya que, por ejemplo, el descenso de los volúmenes de los lanzamientos del gas atufado en a la medida es completado por el aumento de los lanzamientos de los óxidos del nitrógeno.

Ya que el proceso de la transformación de la geobiosfera con la inevitabilidad continúa, y junto con él hay unos cambios que tocan no sólo uno o plusieurs los tipos vivo, los paisajes separados, sino también global, que cambian el estatus de las regiones naturales en total, en la medida de que se cambia esencialmente el aspecto estético del planeta. Las destrucciones puestas por la persona al ambiente estéticamente de valor natural, son condicionadas por el desarrollo de los nuevos tipos del proceso de producción y activo es ecológico por la aplicación no pronosticada de la técnica. Al mismo tiempo con el tipo que se ha cambiado de la cultura y la ampliación del horizonte de valor la aspiración a la satisfacción de las necesidades estéticas se hacía, como se notaba ya, ocupar el lugar siempre más grande en la actividad vital de la humanidad. Es actual en esta relación el interés en las posibilidades de la conservación de los valores perdidos durante la revolución científico-técnica y el proceso, vinculado a ellos, de la compensación.

Como regla, las atmósferas por el día más que la noche, el invierno más que en verano, sino también se encuentran aquí, vinculado, por ejemplo, con el smog fotoquímico en el verano o la formación sobre la ciudad de las masas estancadas áúÓn¡Ñ¡¡«ú« del aire de noche. Para las ciudades situadas en las zonas climáticas y que se encuentran en las condiciones específicas de paisaje, son característicos los tipos distintos crítico ß¿ÔÒᵿ®, en que tiempo las atmósferas puede ñ«ßÔ¿úáÔý de los significados críticos, pero en todos los casos comunican con el tiempo largo sin viento.